MQQVP XLIV: Beck

BECKBECK (ベック) es una serie creada por Harold Sakuishi y publicada en la Monthly Shonen Magazine de Kodansha entre los años 2000 y 2008 y recopilada en 34 tomos. Tuvo una adaptación animada con bastante éxito (y muchos temas que se hicieron míticos, en especial su opening) y a una película de imagen real. Además ganó en 2002 el Kodansha Manga Award en la modalidad shōnen.

Yukio Tanaka (Koyuki para los amigos) es un chico japonés de 14 años que entra en la escuela secundaria con dos amigos de la infancia. El primero es Tanabe, el típico pervertido que no puede pensar más que en mujeres y que siempre está intentando fotografiar a las chicas en poses guarrillas, y el segundo es una atractiva estudiante llamada Izumi, era casi la única chica con la que se llevaba bien cuando era pequeño.

BECKLa aburrida vida de Koyuki cambia cuando salva a un perro de extraña apariencia de unos niños que le querían dar una paliza. El dueño de Beck (Que es como se llama el perro) resulta ser un guitarrista, Ryuusuke Minami. Los dos se hacen amigos, y de este modo, comienza su divertida, loca, y a veces peligrosa aventura musical.

Texto de chusetto

Nunca entenderé porqué esta serie no ha sido licenciada aún, y diría que su momento ya pasó. En el momento en que se emitió el anime y se estrenó la película habría sido fantástica porque aunque la gente no la conozca, si tiene un motivo para ponerse a leerla es imposible que la deje.

Yo la conocí gracias a la película (el anime no lo he visto, a pesar de que adoro su opening) y la historia me resultó tan atractiva que no pude evitar ir inmediatamente a leer el manga.

BECK (M.C.S. “Mongolian Chop Squad” en el extranjero) es el nombre del grupo creado por Ryuusuke (Guitarra), Taira (Bajo) y Chiba (Vocalista), y al que después se les unirían, Saku (Batería) y Koyuki (Guitarra y vocalista), pero la historia no trata únicamente de un grupo de música, aunque en gran medida así sea: es una historia de superación cruda y real en la que el autor muestra muchos detalles sin cortarse, como en especial los métodos poco ortodoxos de las  discográficas.

BECKLos personajes son por tanto el punto fuerte y están perfectamente caracterizados y diferenciados, haciendo que cada uno tenga una personalidad única tanto dentro como fuera del grupo, y las relaciones que se van forjando son las que dan forma al conjunto de la serie, valiéndose además de un elenco de secundarios magnífico. En este aspecto podríamos llamarlo, salvando las distancias, la versión no culebrón (con matices) de Nana.

El argumento como dije engancha desde el principio, con un ritmo más que notable mediante el cual el autor incluye subtramas muy interesantes, problemas y demás en el duro camino de un grupo de múscia que pretende hacerse un nombre. Y el dibujo deja sin palabras. Transmitir música a través de una imagen es algo al alcance de pocos.

En fin, por verla, la veo en el catálogo de Norma, pero ya a estas alturas dudo muchísimo que se atrevieran con ella, por lo que toca tirar casi seguro de otras ediciones, como la francesa, porque ni en inglés se terminó (la maldición Tokyopop pudo con ella).

Por cierto, el autor no se quedó ahí después de terminar esta gran obra. Su siguiente manga, 7-nin no Shakespeare, también es digno de mención, ya le dedicaré un post otro día, que lo vale.

, , , ,

  1. Esta semana en los blogs… (1) « Trastero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: