One-Shot X: Akazukin Eliza

Akazukin Eliza, o Caperucita Eliza, es un oneshot de Yasuhiro Kano, conocido por series como Pretty Face y Mx0 (y con una nueva recién estrenada en la Weekly Jump esta semana) publicado en una Akamaru Jump hace unos dos años que la verdad me resultó muy atractivo pero que al parecer no tuvo el suficiente éxito.

Nos presenta a Eliza, una chiquilla de buen ver que vive en el bosque con su abuela y su madre. Pero lo peculiar no es ella, sino su abuela: viejecita con todos los años del mundo, dopada hasta las cejas y con más músculo que Trunks en sus buenos tiempos, y que se encarga de espantar a las oleadas de babosos que se acercan a su casa para ligarse a su nieta. Un día, su madre le da una cesta con comida para que se la lleve a su abuela, un poco alejada en otra parte del bosque.

En el camino se encuentra con un chaval, típico prota de shonen, y su mascota: un gusano gigantesco llamado Mizu que ataca a Eliza y se come la comida de la abuela. Lo cual es extraño, porque el bicho sólo come veneno, según dice su dueño. Pero bueno, de momento ahí queda la cosa, pero Eliza tiene que buscar alguna alternativa para la comida. Mientras piensan, el chico, llamado Wolf, queda dormido, por lo que ella decide darse un baño (fanservice FTW!), y mientras lo hace ¡Mizu se come su ropa! Al parecer quedó impregnada con la comida, que al parecer está hecha por accidente con unas setas venenosas. Tras la típica escena de confusión en que el chico no ve a la chica y le dice que es hermosa y blablabla, llegan a la casa de la abuela… ¡y Mizu se la traga!

Al intentar rescatarla, Mizu también se traga a Eliza, que se había tapado con su capa que había quedado tirada por ahí, pero también estaba envenenada. repente, entre el drama de Wolf lamentando lo que ha hecho el bicho… ¡Eliza y la abuela parten desde dentro en dos al gusano y salen ambas. Pero la abuela ya no es la cosa gigantesca dopada de antes, pues Mizu se había comido todo el veneno que tenía dentro, que al parecer era el objetivo por el que Wolf había ido hasta allí en primer lugar, para rescatar a la abuela de lo que había llegado a ser.

Además cada una de las dos partes en que se partió Mizu se convirtió en un individuo, por lo que ahora tanto Eliza como Wolf tienen mascota, y él decide quedarse allí a petición de ella.

En fin, una versión un tanto peculiar del cuento de Caperucita Roja, y con esos personajes creo que daba para mucho, son todos bastante completos y carismáticos, pero no triunfó así que es todo lo que hay, por desgracia. Y fanservice, mucho fanservice.

Anuncios

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: