One-Shot VII: 13

En una presentación en la escuela, Izayo Gorugo dice que su padre es un asesino, su madre tambien, y su abuelo, y así toda su familia… Obviamente los niños no le creen, y la profesora le echa bronca por mentir, pero Fujieda siente un poco de pena por ella. En un viaje, los otros chicos la miran raro y le gastan la broma del caramelo picante, haciéndola vomitar, y se ve explícitamente, una cantidad indescriptible de cosas. Fujieda le dio el caramelo, pero ella está convencida de que sí y que no se lo esperaba de él. Ayudándola a limpiar, Fujieda se indispone también y acaba vomitando también. Mucho. Encima de ella. Y ella se enfada mucho: “juro que te mataré” acaba diciendo.

Pasa el tiempo, ella se fue a otra escuela, y el se convirtió en el líder de los malotes: 13, Demon King Fujieda. De repente un día llega una nueva estudiante: Izayo Gorugo. Ha vuelto y él no puede más que sentir pánico. “He venido a cumplir mi promesa” le dice al pasar junto a él. Los matones compañeros de 13 le recuerdan el incidente del autobús, y antes de que acaben Izayo reacciona violentamente lanzándole un kunai que casi se lo carga. Entonces 13 asume que efectivamente está allí para cumplir su promesa y que es perfectamente capaz de cargárselo. Haciendo memoria, se acuerda de cuando fue a visitarla, y las escenas esperpénticas y extrañas de su padre metiendo cadáveres en el coche y su madre quemando cosas… todo muy extraño, pero gracioso a la vez, y le da solidez a la teoría de que la chavala efectivamente puede ser una asesina.

En la clase de gimnasia, en el baño, en la comida, en todas partes intenta cargárselo. Pero aún no lo consigue. Hasta que un día le pide quedar a solas, pero se rúunen todos los matones para enfrentarse a ella. Justo antes de eso se encuentran a solas y Fujieda se da cuenta de que se sonroja: “no quiero matar a alguien de quien me he enamorado” dice Izayo, y justo en ese momento los matones empiezan a intentar pegarles, pero ella llorando le deja una nota y se va corriendo. Es una carta de amor: “nunca quise matarte Fujieda, te quiero”. Él sale tras ella, pero sólo consigue encontrarla meses después en otra escuela, donde ahora ella es conocida como 13, y entonces al fin podrán enfrentarse…

Extraño, muy extraño, este one-shot del autor de Gintama, es una historia de enfrentamiento, un poco de terror, pero con el estilo inconfundible y humorístico de Sorachi.

Anuncios

, , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: